Un proyecto terminado, videoclip recién estrenado; un rodaje de 5 días, intensos, enriquecedores, con el agravante de rodar en el sur de Cantabria en pleno invierno.

Bajo la dirección de Kike Solano y Fran López he trabajado la cámara con entusiasmo y pasión.
Creo que el resultado ha merecido la pena 😉